NIKE SHOX BB4 Vince Carter

0

La carrera de Vince Carter a medida que avanza está tomando tintes solemnes. 41 años y 21 temporadas en la liga, le colocan como el jugador activo de mayor edad. Su aterrizaje en la NBA después de jugar en los Tar Heeels fue realmente estruendoso. Un joven que parecía de otro planeta, que conmocionó la liga a finales de los 90, y nos mantenía pendientes de la televisión todas las semanas para ver que nuevo mate o jugada irreal nos iba a ofrecer. Dos décadas después es uno de los jugadores más respetados de la liga, yendo contracorriente en la elección de los equipos donde ofrece sus últimos años de baloncesto. La presión por intentar conseguir el anillo que le falta no le influye en abosoluto y en vez de elegir jugar en equipos con aspiraciones reales, prefiere recalar en equipos de la zona media donde disfruta haciendo de mentor de los nuevos talentos y siempre ofreciendo un nivel digno del ofrecido durante su carrera. Chapeu por tí Vince!!

En su carrera dos zapatillas destacan por encima de las demás, las AND 1 Tai Chi y por supuesto las NIKE SHOX BB4. El jugador las presentó en los Juegos Olímpicos de Sidney con el mate sobre el 2,18 de selección francesa Frederic Weiss .
«La leyenda de las zapatillas nació con ese mate. Pero gracias a ellas yo mismo pasé a otro nivel. Me convertí en jugador estrella con las BB4», cuenta Carter. El concepto de Nike Shox se gestó mucho antes del lanzamiento de BB4. Se trataba de una idea revolucionaria, planteada por primera vez en 1984, y que necesitaba una espuma que todavía no se había inventado. Sin embargo, la idea de Shox resurgió a finales de los 90 y despertó el interés de Eric Avar y del equipo de diseño, como una tecnología visualmente expresiva con un significativo valor de rendimiento.

Al dejar que la recién diseñada Nike Shox hablara, Avar sabía que no tenía sentido intentar quitarle importancia a la suela en una zapatilla como esa. «Creo que todas las zapatillas deberían tener un elemento atrevido y emblemático — comenta—. A veces puedes conseguir dos. Pero con más queda recargada y, simplemente no sabes en qué centrarte, ni funcional ni estéticamente».

El exterior de Nike Shox BB4 se basaba en la era espacial. Un aspecto de cohete y acelerador que estaba preparado para el despegue y aumentaba el potencial explosivo de las columnas. La parte superior también se diseñó para la exploración intergaláctica, ya que Avar y el resto del equipo del Control de misiones investigaron la vestimenta de los astronautas. «La parte superior estaba inspirada en los trajes espaciales del momento. El concepto era sencillo y discreto, pero a la vez moderno y con ligeros detalles iridiscentes y reflectantes», explica.

A Carter, las BB4 cobraron sentido al instante. Vio una conexión con su forma de jugar y previó cómo el diseño, el rendimiento y la publicidad asociada se coordinarían para propiciar un momento histórico. «Cuando tuve la oportunidad de presentar una nueva tecnología, no me lo pensé dos veces. Tenía sentido con mi forma de jugar», explica Carter. Ese salto hacia lo inimaginable, ese mate en Sidney llevó a la zapatilla a lo más alto.

Carter llevará Shox BB4 el resto de la temporada de la NBA, una oda a la era que le convirtió en icono y que hizo que jugadores de todo el mundo creyeran que también podían despegar.


Share.

Leave A Reply