Air Max 1 iD x LoveZapas

0

Cuando te presentan la posibilidad de personalizarte unas zapas a tu gusto, es normal que uno se sienta especial. Si el modelo sobre el que vas a trabajar resulta ser el que más has llevado en tus pies a lo largo de los años, entonces el subidón es doble.

Mi particular historia con la zapatilla se inicia cuando aparecieron en España en la segunda mitad de los 80. Desde el primer minuto te dejaban atrapado, con aquella enorme cámara de aire visible nunca antes vista y ese intenso color rojo. En las tiendas se colaban en los frontales entre la selección de zapatillas de baloncesto, que en aquel momento dominaban las ventas y el deseo de los chavales. Cuando llegaba el momento mágico y trascendental (ibas a elegir compañeras de viaje durante muchos meses  y no podías fallar) de comprarte unas zapas nuevas, las air max  solian encontrarse en tu lista de las más deseadas. Pero el hecho de pasarte casi todo el día metido en una cancha jugando, pesaba demasiado y hacía que finalmente acabaras decantándote por un modelo de baloncesto.

La familia de las Air Max siguió creciendo según pasaban los años, con modelos que siempre giraban alrededor de la posibilidad de proporcionar la máxima amortiguación, aumentando la cantidad de superficie de la suela que ocupaban las unidades de aire, el volumen de las mismas, su disposición en diferentes zonas, a diferentes presiones, con diferentes formas. En un eterno juego de experimentación, en el que con cada nuevo modelo se trataba de hacer el más difícil todavía al estilo circense.

Algún año antes de estrenar el nuevo milenio, pude quitarme la espinita de las Max 1, con una de las primeras reediciones de las original mesh rojas. Y desde entonces fueron pasando por mis pies muchas de sus mejores versiones. De la desorbitada cantidad que han salido al mercado (y habría que decir que excesiva en los últimos tiempos) dos familias se llevan el premio de imaginar el modelo de la manera más brillante. Me refiero a las versiones de Atmos y Patta. Cuando me llegó la invitación de dar vida a las mías, instintivamente mi primera intención fue aproximarme al enfoque de estos dos colosos. Las Atmos por su riqueza de materiales y prints empleados quedaban lejos de las soluciones que el sistema te proporcionaba, con lo que decidí centrarme en hacer algo más parecido a lo que podría haber hecho Parra usando su paleta de colores habitual. Et voilà!!

nike air max iD
effect-express1426978749096

air max ID

air max ID

air max ID

air max ID

air max ID

Share.

Leave A Reply